Diagnosticando la INM

Diagnosticando la INM

Tests neurológicos estandarizados pueden revelar la presencia continuada de reflejos primitivos y posturales aberrantes. Cada reflejo individual afecta a áreas específicas de funcionamiento: un reflejo puede interferir en el control de la mano durante la escritura, otro puede afectar al equilibrio y al control del movimiento de los ojos que a su vez “hacen jugarretas” al cerebro, haciendo que las letras aparezcan o se muevan en la hoja. Una evaluación Neuro-Evolutiva completa detectará la presencia de reflejos primitivos y problemas de equilibrio. Tests detallados evalúan la madurez del Sistema Nervioso Central. Ambos tipos de test ayudan a INPP en el diagnóstico de la INM o Inmadurez Neuro-Motora. Éstos son los hechos médicos sobre los que se basa el trabajo en INPP:

  • Los reflejos primitivos tienen que estar presentes en un bebé nacido a término.
  • Los reflejos primitivos son inhibidos por el cerebro durante el primer año de vida.
  • Los reflejos primitivos son gradualmente sustituidos por los reflejos posturales. Los reflejos posturales se desarrollan durante los 3 primeros años de vida y aportan una base para un control del equilibrio automático (inconsciente), la postura y el movimiento voluntario.
  • Es un hecho médicamente aceptado que los reflejos primitivos retenidos más allá de los 12 meses de vida post-natal son indicadores de una inmadurez en el funcionamiento del Sistema Nervioso Central.

INM Cuestionario de Detección Infantil

Si usted sospecha que el INM o Inmadurez Neuro-Motora puede ser un factor en los problemas que presenta su hijo o hija, le sugerimos rellene el Cuestionario de Detección Inicial.

Los comentarios están cerrados.