Evaluación para niños

Las evaluaciones y los programas de tratamiento de INPP están basados en 30 años de investigación. Podemos ayudar con los siguientes problemas de la infancia:

El aprendizaje y el comportamiento son el producto de cómo el cerebro y el cuerpo trabajan conjuntamente. Para poder leer, el niño necesita desarrollar movimientos oculares suaves, la escritura necesita de la habilidad añadida de hacer que las manos y los ojos trabajen conjuntamente. Todas las habilidades motoras están relacionadas de algún modo con el funcionamiento del equilibrio. Cualquier problema en alguna de estas áreas va a perjudicar la capacidad de actuación del niño en clase. Estos síntomas no están necesariamente conectados con la inteligencia.

Cómo ayudamos:

  • Identificar si hay factores físicos que estén jugando un papel en el problema o problemas de su hijo.
  • Evaluar e identificar la fuente del problema.
  • Proveer de un tratamiento efectivo (no invasivo y sin medicación) destinado a subsanar la causa del problema.
  • Proveer de apoyo continuo a padres y niños que busquen ayuda.

La clave del éxito de este programa consiste en señalar el nivel evolutivo de las dificultades del niño. Una vez identificado este punto en el desarrollo, ejercicios sencillos adecuados al nivel de dificultad del niño pueden ayudar a reeducar los caminos establecidos entre la mente y el cuerpo, creando unos cimientos seguros para todos los aspectos del aprendizaje.

A través de nuestra evaluación y análisis, diseñaremos ejercicios sencillos y efectivos, que su hijo realizará con facilidad y que le ayudarán a superar las bases físicas de las dificultades de aprendizaje y comportamiento.

Evaluaremos cómo su hijo procesa el sonido y le proveeremos de un programa de entrenamiento auditivo que ayudará a su hijo a superar las dificultades en estos procesos.

Para descubrir si INPP puede ayudar a su hijo, por favor rellene nuestro Cuestionario de Detección Inicial.

Los comentarios están cerrados.